Babykeeper® garantiza la seguridad y minimiza los riesgos del descanso

Babykeeper garantiza la seguridad y minimiza los riesgos del descanso
Actualidad
November 14, 2019

El European Sleep Care Institute (ESCI) y BabyKeeper® estarán presentes en la Feria Bebé de Madrid el próximo 16 y 17 de noviembre en el stand 32, con el objetivo de concienciar a los papás de la vital importancia que tiene la seguridad durante el descanso del bebé. “Muchos expertos hablan sobre el sueño y el descanso. Sin embargo, pocos son los que explican cuáles son los riesgos que corren los bebés cuando duermen”, señala Tomás Zamora, director del departamento de innovación en ESCI y especialista en descanso. Actualmente se comercializa el colchón de la marca BabyKeeper® que garantiza la seguridad y minimiza los riesgos del descanso.

Zamora será el encargado de impartir la conferencia ‘Ergonomía y seguridad en el descanso del bebé’, el sábado 16 a las 17:45 h y el domingo 17 a las 11:45 h. En ella desgranará los principales peligros a los que se enfrenta el bebé cuando duerme y enumerará una serie de consejos para prevenirlos.

Y es que sólo en 2015 en Estados Unidos ocurrieron 1.100 muertes infantiles por asfixia que se podían haber prevenido. En la mayoría, los bebés fallecieron durmiendo en la cama, según sugiere una investigación publicada en la revista Pediatrics. Al inicio de dicho estudio, David Schwebel, de la Universidad de Alabama en Birmingham, señala que muchos de estos casos fueron atribuidos al síndrome de muerte súbita del lactante. Sin embargo, al finalizar el estudio, se determinó que sí había una causa identificable: asfixia o estrangulamiento accidental del bebé al dormir. Por otro lado, hay que señalar que la muerte súbita del lactante es responsable de una muerte por cada 2.000 nacimientos aproximadamente en Estados Unidos; entre 1,5 y 2 muertes por cada 1.000 en la Unión Europea; y entre 0,15 y 0,23 muertes por cada 1.000 nacidos en España.

Riesgos durante el descanso

Con estos datos es importante saber que durante el tiempo de sueño del bebé también hay riesgos. “Es en esos momentos, cuando pueden ocurrir accidentes en muchos casos con graves consecuencias y que podrían evitarse. El bebé puede sufrir una asfixia al enredarse con cualquier cordón o al dormir boca abajo con la nariz en un colchón que no transpira; puede sufrir un colapso o deshidratación por una mala gestión del calor; pueden existir atrapamientos de miembros en algún sitio de la cuna, etc.”, enumera Zamora. El director del departamento de innovación en ESCI también señala que existen consejos para prevenirlos. “No poner objetos como cordones, hilos, chichoneras, mantas, almohadas, peluches o muñecos en la cuna, colocarlo boca arriba para dormir, que la superficie donde descanse sea firme, etc.”.

BabyKeeper® garantiza la seguridad y minimiza los riesgos del descanso

Como especialistas en descanso y conocedores de todos los riesgos que el bebé tiene cuando duerme, la empresa valenciana BabyKeeper® ha creado un colchón de cuna en el que seguridad y confort van de la mano y que está certificado como producto sanitario por la Agencia Española del Medicamento.

Tras años de investigación, BabyKeeper® ha desarrollado un núcleo con la firmeza perfecta para la seguridad del bebé. Este permite que el oxígeno y la sangre fluyan con normalidad. Está fabricado con un material altamente permeable al aire, ERMA®, que permite que el CO2 se filtre hacía el exterior del colchón reduciendo el riesgo de muerte súbita por inhalación de CO2. Además, su diseño ayuda a prevenir la deformación de la cabeza del bebé debido a la postura, la conocida como plagiocefalia postural.

El colchón también ayuda a regular la temperatura del bebé gracias a su diseño extraordinariamente transpirable y que el material absorbe el exceso de calor. Además, gracias a su funda térmica, los papás podrán comprobar la correcta temperatura tanto de su hijo como del ambiente. La funda cambia de color cuando supera los 37,5 grados. El innovador tejido tecnológico de la funda está tratado con probióticos que ahuyenta a las bacterias y previene también la posible irritación de la piel y las vías respiratorias.

Cabe destacar que tanto el núcleo como la funda son totalmente lavables. El objetivo es mantener la perfecta y completa higiene que el bebé necesita en sus primeros años de vida.