Whatsapp BabyKeeper

¿Cómo cuidar el cordón umbilical de mi bebé recién nacido?

General
2020 M07 18

El bebé pierde con el nacimiento el principal vínculo con su mamá durante el embarazo, el cordón umbilical. Durante los nueve meses que dura el embarazo, el cordón umbilical sirve para alimentar a nuestro bebé y aportarle el oxigeno necesario. Sin embargo, una vez ha visto la luz, lo hará a través de la boca, primero de leche y posteriormente con los sólidos que le iremos introduciendo hasta que ingiera todo tipo de alimentos. Tras el parto, el ginecólogo o la matrona se encargan de cortar el cordón umbilical, a unos 4 centímetros del abdomen del bebé, y lo sujetan con dos pinzas hemostáticas que contienen la hemorragia. Tras esto, deberemos limpiarlo, pero ¿Cómo cuidar el cordón umbilical de mi bebé recién nacido?

Una vez cortado, el cordón umbilical comienza un periodo de autodestrucción sin infección que culmina con la caída de esos cuatro centímetros que el bebé mantenía. En la mayoría de bebés esto ocurre entre los 8-10 días después de haber nacido, a aquellos que nacen por cesárea tanda entre 10-12 días. Una vez ‘caído’ el ombligo deberemos seguir curándolo durante unos cinco días hasta que quede totalmente cicatrizado el cordón. Formándose de esta forma el ombligo de nuestro bebé.

¿Cómo cuidar el cordón umbilical de mi bebé recién nacido?

Entre las tareas a realizar durante los primeros días de nuestro bebé está el cuidado del cordón umbilical. El bebé tendrá estos cuatro centímetros del cordón enganchado la pinza que deberemos limpiar y cuidar con cada cambio de pañal y cada baño. El cordón debe estar seco (es lo más importante), protegido y tapado con el fin de evitar cualquier tipo de infección. Para poder limpiarlo se recomienda utilizar alcohol de 70º y con clorhexidina, un líquido transparente que actúa como desinfectante y que evita las infecciones.

La cura, paso a paso

Para evitar problemas en el proceso de cicatrización del cordón umbilical, lo mejor es secar bien la zona después del baño o tras el cambio de pañal. El cómo cuidar el cordón umbilical de mi bebé recién nacido es sencillo. Una vez seco se procede ha realizar la cura mojando una gasa estéril en alcohol de 70º y procede a limpiar la zona con toquecitos muy suaves la zona de alrededor y sobre el ombligo. Tras esto se coge otra gasa empapada en alcohol y se enrolla alrededor del cordón sin que le oprima. También se puede dejar la pinza del cordón umbilical fuera del pañal para que se airee.

¿Cómo saber si se ha infectado?

Mantenerlo limpio y seco es lo recomendable para evitar infecciones. La onfalitis es la infección del cordón umbilical causada frecuentemente por unos microorganismos que están presentes en el canal del parto y también sobre las manos que tocan al bebé. La incidencia de la onfalitis es baja, se presenta aproximadamente en el 0,7 % de los bebés nacidos en países desarrollados y hasta en un 2,3 % en países en desarrollo. Si al curar el cordón umbilical observas alguno de estos síntomas consulta al pediatra:

  • Secreción amarillenta, supuración del cordón umbilical y mal olor
  • Enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad de la piel alrededor del cordón
  • Nuestro bebé ha perdido el apetito
  • Fiebre de 38º superior
  • Letargo
  • Tono muscular deficiente y flácido
  • Irascibilidad
  • Vómitos
  • Si tarda más de diez días en caerse el cordón umbilical