Whatsapp BabyKeeper

¿Cómo limpiar el colchón de cuna de forma segura?

General
2020 M07 14

Durante los primeros meses de vida nuestro bebé pasará muchas horas durmiendo. La mayoría de ellas transcurrirán en su minicuna o cuna, por ello es necesario mantener una buena higiene del colchón. Lavarlo no tiene porque resultar un problema. En este artículo mostramos cómo limpiar el colchón de cuna de forma segura.

Entre los productos más importantes para nuestro bebé y su cuidado está el colchón de su cuna. En colchón ideal es aquel que permita un perfecto descanso y que cumpla todos los requisitos que cubran las necesidades de nuestro bebé, además de que le acompañe en su crecimiento. Entre las recomendaciones a tener en cuenta a la hora de escoger un colchón está el tamaño del colchón, ya que debe ajustarse perfectamente a la cuna, ya que los espacios alrededor podrían dar lugar a accidentes. La altura ideal del colchón es de entre 10-12 centímetros y es mejor que tenga doble costuras y ribetes. Además, debe ser firme (ni muy duro, ni muy blando), sin estar plastificado y tener una superficie plana y firme. Además, mejor no utilizar cojines, almohadas o protectores extra.

¿Cómo limpiar el colchón de cuna de forma segura?

Para mantener el colchón limpio a diario primeramente se deberá ventilar la habitación. Previamente habremos quitado la ropa de cama del colchón. De hecho, se recomienda que si es posible le dé el sol con el objetivo de eliminar correctamente los ácaros del polvo.

Además de esta acción diaria, periódicamente habrá que limpiar en profundidad el colchón de nuestro pequeño. Dependiendo el tipo de colchón que hayamos adquirido para nuestro bebé podremos optar por un sistema u otro. El sistema de BabyKeeper® es muy sencillo pues el núcleo se puede meter en la bañera y enjuagarlo con agua y dejarlo secar en un lugar donde circule el aire, evitando la exposición al sol. Por su parte, la funda BabyKeeper® se puede meter en la lavadora en un programa no superior a los 40º.

Si no dispones de un colchón BabyKeeper® podrás pasarle la aspiradora un par de veces al mes, mejor si disponemos del cepillo para tapicería. Para desinfectar el colchón se puede utilizar una mezcla de 250 gramos de bicarbonato sódico, que eliminará la humedad, bacterias, ácaros y malos olores, y 5 gotas de aceite esencial del árbol del té, utilizado como desinfectante.

Para eliminar las manchas se puede utilizar agua tibia mezclada con limón, con vinagre blanco, con agua oxigenada, o detergente si se trata de manchas de orina, sudor, sangre o manchas resistentes. Lo mejor es mojar un paño en la solución y frotar enérgicamente

BabyKeeper®, el colchón más seguro e higiénico

Como ya hemos comentado, BabyKeeper® lanzó al mercado hace siete años el colchón más seguro e higiénico. La funda de BabyKeeper® está fabricada con Therm® puede meterse en la lavadora junto con el resto de la colada. Lo recomendable es utilizar un programa delicado, no excesivamente largo y no superior a 40ºC y no usar suavizante, ya que los colorantes y aromatizantes utilizados pueden generar alergias al bebé. La funda puede secarse tanto al aire como en la secadora.

En cuanto al núcleo, fabricado con ERMA® que es un material altamente permeable al aire, se puede lavar cómoda y rápidamente en la bañera utilizando agua corriente. Será importante secarlo completamente antes de volver a enfundarlo. Para ello se recomienda agitar el núcleo del colchón hasta expulsar toda el agua del interior del núcleo. Una vez realizada esta acción, dejar secar en un lugar donde circule el aire y, a ser posible, no exponerlo al sol, ya que, aunque mantendría todas sus propiedades, está compuesto por un material fotosensible y perdería color por oxidación.

¿Y vosotras cómo limpiáis el colchón de vuestro pequeño?