Cómo lavar la ropa de tu bebé

General
Salud del bebé
November 11, 2020

La piel del bebé es muy delicada, sobre todo durante los 6 primeros meses de vida, que es cuando más riesgo hay de que padezca dermatitis o que el bebé tenga la piel atópica. Por este motivo, las prendas que están en contacto con la piel del bebé necesitan un cuidado especial en esta etapa. Hoy te explicamos cómo lavar la ropa de tu bebé para mantener su delicada piel a salvo de reacciones alérgicas o irritaciones.

Lava toda la ropa antes de estrenarla

Muchos fabricantes utilizan químicos y tintes que pueden dejar residuos dañinos para la piel de un recién nacido. Además, en el comercio o durante el almacenaje, la ropa puede estar expuesta a bacterias, suciedad o polvo. Por este motivo, es esencial lavar la ropa del recién nacido antes de usarla. Lo ideal es que le des ese primer lavado entre el séptimo u octavo mes de embarazado, así la tendrás ya lista cuando nazca. 

Utiliza jabón neutro

Utiliza un jabón neutro o específico para bebés, testado dermatológicamente. Algunos detergentes incorporan blanqueadores, lejías, suavizantes y aditivos varios que pueden resultar agresivos para la piel infantil. Por eso, es importante que el detergente esté formulado pensando en los más pequeños, de esta manera evitarás que su piel se irrite si quedan restos de detergente entre las fibras de la ropa. Escoge un jabón hipoalergénico, especial para bebés y personas de piel sensible, de fragancia suave y que cuide las fibras de la ropa y la deje suave.

Lava su ropa por separado

Al menos durante los primeros seis meses, pues la dermis del bebé puede reaccionar de manera especial a determinados tejidos o productos presentes en la ropa del resto de la familia. Si te has quedado sin jabón específico o solo vas a lavar unas pocas prendas y no tienes la opción de media carga en tu lavadora, puedes introducirlas en una bolsa protectora de ropa y lavarlas con el resto de la colada. Además, asegúrate de darle un segundo aclarado para eliminar mejor los restos de detergente.

Evita el uso de suavizante

Se desaconseja el uso de suavizantes, pues tienen sustancias químicas que podrían dañar la piel del bebé si no se eliminan bien tras el lavado. De hecho, el olor que queda en la ropa es porque, al incorporarse después del aclarado, quedan restos en las fibras. 

No uses lejía ni quitamanchas

Estos productos son muy agresivos con la ropa y con la piel. Ya sabemos que la ropa de los bebés se ensucia mucho más que la de los mayores. Las manchas de vómito, leche incluso heces son frecuentes y complicadas de eliminar. Para las manchas difíciles, lo mejor es dejar la prenda a remojo con agua caliente y jabón neutro al menos 15 minutos. A continuación, puedes frotarlas con un cepillito suave, preferentemente con la prenda girada al revés y realizando movimientos circulares. Si no se va del todo, puedes probar a darle un segundo lavado en la lavadora.

como lavar la ropa del bebe

¿Lavado a mano o en lavadora?

Ambas opciones son igual de válidas, mientras respetes el uso de productos neutros. Te damos algunos consejos específicos para cada uno de estos métodos de lavado:

Cómo lavar la ropa de tu bebé a mano

  • Utiliza agua templada o caliente
  • No te pases con la cantidad de jabón, utiliza la medida recomendada el paquete 
  • Enjuaga muy bien la ropa del bebé, es importante insistir en este punto para que no queden restos de jabón

Cómo lavar la ropa de tu bebé en lavadora

  • Escoge un programa de prendas delicadas
  • Si la máquina tiene un programa de doble aclarado, puedes usarlo para asegurarte de que no quedan restos de detergente
  • Como la ropa del bebé ocupa poco, si no tenemos suficiente para llenar la lavadora se puede usar un programa de carga reducida

No solo la ropa

Aplica también estos consejos de lavado a cualquier tejido que esté en contacto con la piel del bebé como ropa de cama, mantas arrullos, peluches… No obstante, intenta no mezclar sus mantitas o toallas en la lavadora con el resto de su ropa, pues la fricción puede provocar pilling, unas pelusillas difíciles de quitar.

Guardar la ropita para el próximo

Los bebés crecen por días, y la ropa enseguida se queda pequeña, muchas veces cuando aún está prácticamente nueva. Para conservar bien las prendas hasta el próximo nacimiento, se recomienda lavarlas antes de guardarlas. Además, es aconsejable almacenarlas en cajas o bolsas herméticas, para evitar que acumulen polvo.