La caída del pelo durante el embarazo

Alimentación en el embarazo y maternidad
Salud durante el embarazo y maternidad
October 19, 2020

La alimentación, el estrés, pero sobre todo los cambios hormonales, son los principales causantes de la caída del pelo durante el embarazo. Hoy os contamos por qué se cae el pelo en esta etapa y os damos algunos trucos para mejorar vuestra salud capilar.

¿Por qué se cae el pelo durante el embarazo?

El embarazo es una época de grandes cambios en el cuerpo de una mujer, también en el pelo. Los cambios hormonales del embarazo influyen en el ciclo de los folículos pilosos a medida que avanza la gestación.

Durante el primer trimestre del embarazo la acción de la progesterona suele generar un cabello un poco más debilitado, con menos brillo y que se cae con más facilidad. Por otro lado, la caída de cabello durante esta etapa del embarazo puede ir directamente relacionada con los vómitos y las náuseas, que evitan que las mujeres embarazadas puedan seguir alimentándose con normalidad y pierdan fuerzas y nutrientes.

Durante el segundo trimestre el incremento de las hormonas y estrógenos retardará la caída natural del cabello y provocará que se mantenga en “fase de crecimiento” constante. Es decir, el aumento de las hormonas durante el embarazo impide la pérdida de cabello. Además, en el tercer trimestre el aumento del estriol mejorará aún más el aspecto de tu pelo, este es el motivo por el que, durante el embarazo, las mujeres suelen lucir una melena abundante y brillante ¡una maravilla!

No obstante,  al llegar el posparto el cabello entra en una especie de “fase de descanso” que, sumado al descenso de los niveles de hormonas, provoca de golpe un gran aumento de la caída de cabello entre los 5 meses posteriores al parto. Durante esta etapa, el retorno a los niveles normales permite que el cuero cabelludo recupere su ciclo regular y, por tanto, caiga. Es decir, la pérdida normal del pelo que se retrasó durante el embarazo cae de golpe. Es lo que se conoce como efluvio telógeno, que afecta al 40-50% de las mujeres embarazadas. La buena noticia es que, como la mayoría de los cambios durante el embarazo, es temporal y se resuelve solo. Por lo general, se trata de una muda natural del pelo, que no requiere tratamiento.  Tu melena volverá a la normalidad entre seis y doce meses después del parto.

caída pelo durante el embarazo

¿Cómo puedes ayudar a la salud de tu pelo?

Aunque los especialistas aseguran que los trastornos de caída del cabello no requieren de tratamiento porque se resuelven solos, no está de más saber conocer algunos hábitos que te ayudarán a mantener tu cabello sano y prevenir la caída del pelo durante el embarazo.

Alimentación equilibrada

La salud de tu cabello está estrechamente relacionada con la salud en general, y una buena alimentación es esencial, sobre todo durante el embarazo. Se ha visto que las dietas pobres en proteínas y la deficiencia de hierro y zinc pueden contribuir a la caída del cabello. Si la pérdida de cabello es exagerada y se producen incluso calvicies en la cabeza, posiblemente estemos hablando de un problema de falta de hierro, minerales o incluso vitaminas. Para estimular el crecimiento del pelo, escoge una dieta rica en proteínas, frutas y verduras, para asegurarte de incluir los siguientes nutrientes:

  • biotina o vitamina B7: arroz integral, cereales, pescado, yema de huevo y frutos secos.
  • arginina: carne de aves, lácteos, pescados, semillas de girasol, nueces y avellanas
  • metionina: carnes, pescados, huevos, cereales y semillas de sésamo
  • cistina: carne de cerdo, carne de ave, lácteos, brócoli, avena y germen de trigo
  • vitamina B6: hígado, pollo, carne de cerdo, pescado, plátanos, patatas, alubias, productos de grano integral, frutos secos y muchas frutas y verduras
  • vitamina E: aceites vegetales, frutos secos, pescado, aguacate, espinacas, espárragos y brócoli
  • hierro: carnes, hígado, cereales integrales o fortificados, legumbres (soja, lentejas) y hortalizas de color verde oscuro (acelga, espinaca, bróccoli)
  • calcio: lácteos, frutos secos, pescados que puedas comer con espina, legumbres, verduras de hoja verde, huevos
  • yodo: pescados y frutos de mar
  • zinc: carnes magras, mariscos, huevo, germen de trigo y legumbres

Productos para el cuidado del cabello

Procura evitar el uso excesivo de productos químicos durante el embarazo y apostar por productos suaves y sin riesgos. Lo mejor es optar por champús neutros y acondicionadores sin parabenos y evitar tratamientos que puedan implicar el uso de químicos, como teñirse el pelo, alisamientos, moldeados o tratamientos anticaída.

Otros cuidados

Usar el secador frecuentemente puede producir daños en el pelo y hacer que se debilite y se fracture más fácilmente. Lo ideal es dejar secar el pelo al aire o usar el secador con aire frío y al menos a un palmo de distancia del cabello.

Por otro lado, el cepillo también es clave para cuidar de tu pelo. En este caso el equilibrio es el éxito: ni muy blando para evitar tener que cepillarlo más de la cuenta ni muy duro para prevenir que rompa la fibra capilar.

Además, también se recomiendan los recogidos holgados. Las coletas o trenzas, no demasiado tirantes, te ayudarán a evitar que se enrede y se quiebre al deshacer los nudos con el cepillado.

Estos trucos te servirán también para cuidar de tu pelo en cualquier momento ¡no solo durante el embarazo! Lo importante ante la caída del pelo durante el embarazo es no preocuparse de más, tras el postparto tu pelo volverá poco a poco a su estado natural. Pero, si la fragilidad del cabello persiste o detectas pequeñas calvicies, no tengas reparos en consultarlo con tu médico para que pueda asesorarte de forma personalizada.