¿Por qué los bebés se despiertan tantas veces?

¿Por qué los bebés se despiertan tantas veces? | Colchón de cuna BabyKeeper
Descanso
September 6, 2016

Es muy probable que tu bebé se despierte a lo largo de la noche y no es que no quiera dormir, este hecho tiene una explicación científica.

La evolución natural de la estructura del sueño del bebé pasa de las dos fases que presenta al nacer (sueño activo y sueño tranquilo) a las cinco fases del adulto. Las fases adquiridas provocan inestabilidad al sueño y, por tanto, despertares durante la noche.

La naturaleza le dedica mucho tiempo al sueño ya que el sueño es fundamental para el desarrollo del ser humano. Cuando un niño cumple dos años, se ha pasado aproximadamente 3 meses durmiendo.

Además, los bebés nacen con un estómago muy pequeñito por lo que necesitan estar cerca de su madre para mamar frecuentemente. El sueño y la alimentación van unidos por lo que si la lactancia materna es a demanda, el sueño también debe ser a demanda durante los primeros meses, respetando el tiempo que el bebé necesite dormir ya que, de lo contrario, provocamos que el bebé esté constantemente “peleándose” con su reloj biológico y esto puede tener consecuencias en su desarrollo, así como en los hábitos del sueño. En cambio, a partir de los seis meses esto cambiará ya que tendremos que seguir rutinas estableciendo horarios. Dormimos como vivimos, por ello, es esencial que ayudemos a entender a nuestro bebé la diferencia entre la noche y el día. Por la mañana, saldremos a la calle, daremos un paseo… para que le de la luz. Y por la tarde un ambiente relajado, preparándonos para la noche.   

Pero no sólo eso, existe una razón más por la que los bebés no quieren dormir solos y es que se despierta varias debido al instinto de supervivencia, para asegurarse de que está protegido cerca de su madre.

Este es el motivo por el que en muchas ocasiones, cuando dejamos a un bebé durmiendo en una habitación alejada de la madre, los despertares se convierten en lloros ya que aunque la madre se encuentre en la habitación de al lado, el bebé no lo sabe.

Los bebés lloran porque así estamos diseñados, incluidos los adultos. Para un recién nacido, dormir en una cuna en una habitación aparte es como para un adulto dormir solo en medio de la montaña, situación en la que sería difícil conciliar el sueño, ¿verdad?

Las expectativas de los padres acerca de cómo van a dormir no tendrán mucho que ver con la realidad ya que están muy influenciadas por el entorno. De hecho, no en todas las culturas se sigue el mismo patrón de hábitos del sueño ni se duerme de la misma manera.

Si estamos cerca del bebé mientras duerme los despertares serán rápidos, se enganchará al pecho o tomará el biberón y seguirá durmiendo.

¿Cómo fue vuestra experiencia mamis?

Imagen: Happy Baby Sleep