Revisiones médicas del bebé en los primeros tres meses de vida

Revisiones médicas del bebé en los primeros tres meses de vida
Salud
November 19, 2019

Tener a tu hijo en brazos es el momento más esperado durante los nueve meses que dura el embarazo. Te has acostumbrado a ir al médico y comprobar que todo está bien. Pero, esto no ha acabado.

Ahora que tienes a tu bebé hay que seguir comprobando su evolución y estado de salud. Las visitas al pediatra son constantes durante el primer año de vida. Te contamos cuáles son las revisiones médicas del bebé en los primeros tres meses de vida.

Durante los primeros minutos de vida, sin salir del paritorio, ya se le realiza la primera revisión médica. Se conoce como el test de Apgar y en él se valora la frecuencia cardíaca de nuestro hijo, su tono muscular, el color de piel y la respuesta a estímulos externos. Con una puntuación de 0-10 nos indica cómo ha vivido el trabajo del parto y su estado de salud inicial. También se le pesa, se mide su longitud y el perímetro de su cabeza y se le administra unas gotas de colirio en los ojos para evitar la conjuntivitis neonatal.

Tras este reconocimiento inicial, nuestro hijo pasará, durante las primeras 24 horas de vida, por una segunda revisión. Esta se realizará por parte del pediatra y consiste en un examen físico donde se le auscultará el corazón y los pulmones. Se controlará el estado de las fontanelas, lugar del cráneo que todavía no tiene los huesos unidos y que son las zonas blandas que detectamos en la coronilla y en la parte de arriba de la cabeza. Se observará el estado de las caderas para descartar luxaciones congénitas o producidas durante el alumbramiento. Los genitales, las piernas y los pies también serán controlados. Se le realizará una primera prueba del talón, en la que se le sacará una gota de sangre del talón que sirve para detectar alteraciones metabólicas congénitas que pueden afectar al desarrollo como el hipotiroidismo, la hiperplasia suprarrenal y las hemoglobinopatías.

Revisiones médicas del bebé en los primeros tres meses de vida

Revisiones médicas del bebé en los primeros tres meses de vida

Una vez en casa, sobre los cuatro días, deberemos acudir de nuevo al centro de salud para realizar una segunda prueba del talón, en la que se detectarán alteraciones metabólicas del grupo de las hiperfenilalaninemias y de las fenilcetonurias, entre otras. Además, el pediatra realizará la historia clínica de nuestro hijo incluyendo datos sobre el embarazo, el parto, antecedentes de enfermedades familiares, tipo de lactancia, talla, peso, perímetro craneal, etc.

Sobre los 15 días después de haber dado a luz, toca la revisión de la mamá. Deberemos acudir a la matrona para que compruebe como avanza el puerperio y, además, comprobará como evoluciona nuestro hijo. Para ello se fijará en su estado general, si el cordón umbilical seca correctamente, el color de piel, la movilidad y los reflejos de nuestro hijo. Esto es algo que van a controlar en todas las visitas que tenga nuestro hijo.

Ya cumplido el primer mes el pediatra se encarga de realizar, de nuevo, una exploración física completa. En ella valorará sentidos como la vista y el oído, mucosas, estado de la fontanela, estado neurológico, desarrollo psicomotor, coloración de la piel… Y comprobará como va nuestro bebé en función de los percentiles. Además, se le administra la vacuna de la hepatitis B a los bebés de madres portadoras del virus.

Estas revisiones durante el primer año de vida van dirigidas a prevenir enfermedades, a comprobar que el bebé evoluciona favorablemente y tiene un correcto desarrollo. Además de ayudar a los padres a pautar correctos hábitos de alimentación, sueño y cuidado del bebé.

A los dos meses, se le administran las primeras vacunas, atendiendo el calendario de vacunas de cada comunidad autónoma. Además, se le vuelve a realizar una exploración completa. La siguiente revisión ya será a los cuatro meses y hasta el año, nuestro hijo visitará el pediatra cada dos meses aproximadamente. En todas las visitas, el pediatra te realizará una serie de preguntas sobre le sueño, alimentación, comportamiento, etc. Del mismo modo, es el momento de resolver las dudas que tengas respecto a la crianza.

Desde Babykeeper te recomendamos que no olvides anotar todas tus preguntas para acordarte de preguntar todo lo que te inquieta 😉