Whatsapp BabyKeeper

Vuelta al cole en época de coronavirus ¿son seguras las guarderías?

Actualidad sobre embarazo y maternidad
2020 M09 2

El covid-19 ha afectado a cada gesto de nuestro día a día. Esta “nueva normalidad” nos ha hecho replantearnos rutinas tan sencillas como ir a la compra, trabajar o llevar a los peques a la guardería. Con la “vuelta al cole” a la vuelta de la esquina, intentamos dar respuesta a la pregunta que ronda a la mayoría de las mamás y papás estos días ¿son seguras las guarderías en época de coronavirus?

¿Cómo afecta el COVID-19 a los niños?

Debemos tener en cuenta que se trata de un virus nuevo. Todavía no hay estudios que reflejen exactamente cómo afecta al ser humano en general y a los grupos de edad en concreto. De momento sabemos que personas de cualquier edad pueden infectarse y transmitir el virus. Aunque son las mayores, o aquellas con enfermedades preexistentes, quienes parecen más propensas a enfermarse gravemente.

Por lo que hemos vivido hasta ahora, en la mayoría de los casos de COVID-19, los bebés y niños suelen ser asintomáticos o tener síntomas leves. Suele presentarse como un cuadro catarral, sin llegar a padecer ninguna afección respiratoria. 

No obstante, no hay que perder de vista su papel como agente de contagio. Los niños pequeños no son conscientes ni capaces de mantener las medidas de seguridad básicas que los adultos tenemos ya interiorizadas. Por tanto, el riesgo de contagio de todo tipo de infecciones es mayor, en especial las virales. 

¿Qué opinan los especialistas?

La Asociación Española de Pediatría, tiene una opinión muy clara al respecto: las guarderías son áreas de máximo riesgo. La necesidad de contacto físico estrecho entre el cuidador y los niños dificulta enormemente el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social y aislamiento que impone el coronavirus. Su recomendación general es que los pequeños no se incorporen a las escuelas infantiles, en la medida de lo posible, hasta el control total de la epidemia.

No obstante, la conciliación no siempre es posible y son muchas las familias que, terminadas las vacaciones, deberán retomar la rutina escolar. Para garantizar la seguridad en las guarderías y centros escolares, el Ministerio de Educación y Formación Profesional ha lanzado una serie de recomendaciones, a partir de las cuales cada Comunidad Autónoma está estableciendo sus propias normas. Se trata de diferentes medidas de prevención y protección, además de una estrategia efectiva de seguimiento, prueba y aislamiento, para minimizar los riesgos de cara a un posible contagio. 

¿Cómo se va a controlar la limitación de contactos?

En una etapa en la que los niños requieren de atención y contacto continuos, resulta prácticamente imposible mantener la distancia social, por ello se han establecido una serie de medidas específicas para este grupo de edad.

  • Establecer Grupos de Convivencia Estable o “aulas burbuja”, con alumnos y educadores fijos. De este modo, sus miembros podrán socializar y jugar entre sí sin tener que mantener la distancia interpersonal de forma estricta. Además, esta alternativa posibilitará el rastreo de contactos rápido y más sencillo si se diera algún caso. 
  • Limitar el número de alumnos por clase (la cifra dependerá de cada Comunidad Autónoma).
  • Priorizar en la medida de lo posible la utilización de los espacios al aire libre para la realización de las actividades, educativas y de ocio, donde el riesgo de contagio es menor.
  • Realizará la entrada y salida escalonada, para posibilitar que los grupos no coincidan en el horario de acceso al centro educativo.
  • Será el personal de la guardería el que acompañe al pequeño a la entrada y la salida desde la puerta hasta su aula.
Guarderías y coronavirus

¿Qué protocolos existen de limpieza y desinfección?

Además de las medidas de higiene y prevención básicas en lo relativo a limpieza de manos, uso de hidroalcohol y distancia interpersonal, se aplicarán las siguientes medidas especiales:

  • No se recomienda el uso de mascarilla para menores de 3 años. En menores de 2 está contraindicado por riesgo de asfixia.
  • En cambio, por parte del personal el uso de mascarilla es obligatorio en todo momento en la interacción con otros trabajadores del centro o las familias y recomendable cuando se encuentren con los niños.
  • Limpieza, desinfección y ventilación al menos una vez al día, reforzándola en espacios comunes, como los aseos o el comedor.
  • Especial atención a elementos de uso frecuente (pomos de puertas, limpiabiberones, cambiadores…) y a todos aquellos que queden al alcance de los niños.

¿Cómo podemos ayudar las familias?

Además de seguir las medidas generales marcadas por el Ministerio de Sanidad, debemos tener en cuenta y respetar las siguientes recomendaciones.

  • Priorizar la comunicación por teléfono, correo o mensajes con el centro escolar. Las visitas a las instalaciones de los centros deben restringirse en lo posible y serán siempre con cita previa.
  • Se recomienda tomar la temperatura del pequeño todos los días antes de que salga de casa, y no llevarlo a la guardería en caso de que supere los 37,5º. En este punto, os resultará muy útil nuestro sistema Therm® para detectar la fiebre en el bebé.
  • Este compromiso se asumirá en una declaración responsable firmada por las familias de que vigilarán al niño y no irá a la escuela si tiene síntomas de COVID-19, ha sido diagnosticado o se encuentra en periodo de cuarentena domiciliaria.
  • Evitar llevar juguetes y otros objetos que no sean estrictamente necesarios al colegio. En caso de necesidad de tener que dejar algún elemento del exterior, este será desinfectado con anterioridad a su uso.
  • Se recomienda que los menores no se queden a comer ni a echar la siesta. No obstante, desde los centros se observarán medidas especiales para los bebés que necesiten quedarse, como la rigurosa higiene, la aplicación de turnos en la medida de lo posible y el aumento de la distancia entre las mesas o colchonetas.
  • Se aconseja el transporte activo (andando o bicicleta) o en vehículo propio.

Debemos tener en cuenta que, en esta excepcional situación, prácticamente cualquier actividad fuera del aislamiento puede constituir un riesgo de contagio. No obstante, tomando las precauciones necesarias, podremos organizar esta excepcional vuelta al colegio y encontrar la forma de que la “nueva normalidad” se parezca lo más posible a la antigua.