Whatsapp BabyKeeper

Cómo aliviar los cólicos del recién nacido

Salud
November 5, 2019

Todos hemos oído hablar de los cólicos del lactante, pero vivirlo en primera persona es arena de otro costal. Los cólicos suelen aparecer a las dos o tres semanas del nacimiento y desaparecen sobre los tres o cuatro meses. Pero, en qué consisten y cómo aliviar los cólicos del recién nacido. Arrojamos un poco de luz a esta etapa de nuestro bebé.

Alrededor del 10-30% de los lactantes sufren de esta dolencia consistente en dolor abdominal agudo y espasmódico. La manera que el bebé tiene de expresarlo es con llanto y agitación. La duración de los lloros por esta molestia suele ser de más de tres horas al día, más de tres días a la semana y, principalmente, se dan por la tarde o noche.

Aunque lo cierto es que los pediatras logran diagnosticar esta afección antes de llegar a estos tiempos mencionados y que se desconocen las causas reales que lo provocan.

Causas

Entre las causas que se intuyen están la indigestión, la retención de gases o cierta sensibilidad temporal en los intestinos. Tal y como señalan los expertos, esta alteración no tiene excesiva importancia médica y desaparece de forma espontánea. No obstante, es necesario acudir al médico cuando nuestro hijo llora desconsoladamente por más tiempo del comentado, tiene fiebre superior a 38º, diarrea aguda o vómitos.

Dado que los cólicos del lactante tienden a provocar que nuestro hijo esté muy sensible a cualquier tipo de estimulación, buscar la tranquilidad es una de las recomendaciones más comunes. Sin embargo, aguantar el ‘fuerte’ llanto de nuestro hijo durante un largo espacio de tiempo es complicado. Por lo que a la tranquilidad hay que añadir grandes dosis de paciencia.

Hay que tener en cuenta que no todas las recomendaciones funcionarán con nuestro hijo por lo que lo más aconsejable es ir probando. Incluso, se pueden ir descartando posibles causas como nuestra alimentación, en caso de la lactancia materna, la marca de leche, el aumento de la producción de gas intestinal por una errónea técnica de alimentación o incapacidad para su correcta eliminación.

Como aliviar los cólicos de un bebé recién nacido

Cómo aliviar los cólicos del recién nacido

Entre las recomendaciones existentes para aliviar los cólicos del recién nacido está balancearlo, tranquilizarlo o proporcionarle un masaje para ayudar a que expulse lo gases.

  1. Coger a nuestro hijo en brazos es una de los primeros consejos. Hacer que note nuestro amor le proporcionará parte de la tranquilidad necesaria (recuerda que para eso debes estar tu también calmada). Además, cogiéndolo boca abajo lograremos aliviarlo. La posición consiste en apoyar su cabeza en tu antebrazo, pasando nuestra mano bajo sus rodillas y evitando comprimir su tripita
  2. Cogido boca abajo lo podemos mecer suavemente, con movimientos rítmicos. También puede funcionar moverlo en su carrito o en una mecedora, pero seguro que nuestro bebé agradecerá el contacto
  3. Otra postura que también puede aliviarle es apoyarlo, boca abajo, sobre nuestras rodillas mientras estamos sentados y, además, le damos un ligero masaje en la espalda
  4. El calor de nuestro cuerpo o un baño tibio también pueden ayudarle. Incluso aplicar calor en su tripita podría contribuir a calmarlo
  5. Realizarle un masaje alrededor del ombligo con movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj, ejerciendo una presión moderada también es otra técnica
  6. Otro masaje que podría funcionar es juntar sus rodillas y llevárselas hacia el vientre, aguantar la postura unos segundos y luego, soltarlas, repitiendo varias veces estos movimientos
  7. Realizar movimientos o masaje de reflexología podal. Ésta consiste en masajear, enérgicamente pero suave a la vez, los lugares del pie del bebé que representan el sistema digestivo, sobre todo, el intestino grueso y el intestino delgado

¿Se pueden prevenir?

Como ya se ha comentado las causas no están del todo claras, pero sí se puede probar a modificar la alimentación de la madre, la leche de fórmula o ayudarle a expulsar los gases.

  1. Si la alimentación de nuestro bebé está basada en la lactancia materna, debemos evitar tomar especias, los alimentos de la familia de las crucíferas (col, brócoli, col de Bruselas…) y las legumbres (alubias, judías…) u otros alimentos que provoquen gases. Incluso evitar ingerir alimentos con lactosa, por si se tratara de cierta intolerancia
  2. Si la alimentación está basada en la leche de fórmula deberemos comprobar que la técnica para darle el biberón es correcta. Podemos probar también con un biberón anti-reflujo para limitar la aerofagia.
  3. Tras la alimentación lo más recomendable es lograr que nuestro bebé expulse los gases. Para ello, debemos sostenerlo bien erguido, con la cabeza sobre nuestro hombro mientras le damos palmaditas suaves en la espalda.

Y tu ¿Cómo logras calmar los cólicos de tu bebé?